Integrando el conocimiento entre las vacunas, el Sars-Cov2, las ondas rem y el 5G

Integrando el conocimiento entre las vacunas, el Sars-Cov2, las ondas rem y el 5G

 

Parecería que nada tiene que ver el Sars-Cov2, la enfermedad de la Covid19 y las ondas de radiofrecuencia REM con las vacunas. Todo está interrelacionado e influye en la salud de nuestro organismo y lo voy a intentar demostrar.

 

 

¿Vacunas o terapias naturales?

 

Diariamente encuentro en mi consulta personas contrarias a las vacunas y otras que sí quieren vacunarse. Éstas últimas me piden que les ayude a eliminar lo más rápidamente posible las toxinas de los adyuvantes como el aluminio, por ejemplo. No todos los médicos homeópatas o profesionales dedicados a la medicina natural, como es mi caso, están en contra de las vacunas o los antibióticos o analgésicos.

Los medicamentos han demostrado su eficacia pero hay que saber utilizarlos por sus interacciones y efectos secundarios y en la gran mayoría de los casos, se abusa de estas sustancias. La medicina natural y la homeopatía también han demostrado su eficacia y sus beneficios en la salud individual y pública, países como Francia, Alemania, México, la India y Cuba ya lo integran en sus sistemas públicos de salud.

En fin, la guerra de “yo soy lo bueno y lo otro es lo malo” debería estar caduca y no entraré en ella. Lo he dicho muchas veces y lo repito: Necesitamos integrar todo el conocimiento con una mente abierta y crítica para conseguir ser dueños de nuestra salud aprovechando lo mejor de cada disciplina.

Y para integrar hay que conocer, analizar, cuestionar e investigar pros y contras de las vacunas, el 5G y su relación con el Sars-Cov2.

La homeopatía y la medicina natural son una herramienta más con la que contamos para mejorar nuestro bienestar físico y emocional. No son incompatibles con la medicina convencional, todo lo contrario, así que ¿por qué no beneficiarnos de lo mejor de cada una de ellas? El dilema lo encontramos cuando no se permiten abrir líneas de investigación naturales paralelas a las convencionales para encontrar el mejor de los remedios homeopáticos o fitoterapéuticos en la lucha contra la Covid19.

El 19 de septiembre de 2020 la Organización Mundial de la Salud aprobó un protocolo de ensayos clínicos de fase 3 de fitoterapia contra el covid-19” en Brazzaville, república del Congo. ¿Por qué la OMS aprueba un protocolo de investigación de remedios naturales en África y no invita al colectivo científico de homeópatas a participar en los ensayos clínicos para tratar la Covid19? ¿Por qué se ha escondido la utilización del dióxido de cloro por los médicos del AEMEMI, (asociación ecuatoriana de médicos expertos en medicina integrativa) con un éxito del 97%. aplicando los protocolos de Andreas Kalcker en Guayaquil?

Entre el 26 de marzo y el 19 de abril de 2020 se realizó un ensayo clínico consistente en la utilización del dióxido de cloro (ClO2) para el tratamiento del COVID-19 con únicamente el 5% de tasa de incremento en dicho período.

 

El Dr. Manish Bhatia, médico homeópata de la India, afirma que se ha creado un estado de pánico desproporcionado con la tasa de mortalidad de esta infección y que gracias a los datos epidemiológicos, clínicos y publicados en revistas revisadas por pares, se puede encontrar el grupo de medicamentos homeopáticos que funcionarían mejor para la Covid19.
El dr. Bathia recibe protocolos de diferentes médicos del mundo que analiza, reúne y publica abiertamente para el beneficio de todos.

Otro gran referente en investigación de remedios homeopáticos es la dra. Concepción Campa, especializada en vacunas convencionales. Desde que descubrió la homeopatía dedicó su tiempo a desarrollar medicamentos y vacunas homeopáticas para prevenir enfermedades infecciosas entre la población cubana: la Hepatitis A, conjuntivitis, dengue, cólera o gripe son algunos ejemplos.

La Dra. Campa decidió desarrollar únicamente vacunas homeopáticas para las enfermedades no tratadas por las farmacéuticas y no interferir así económicamente en los intereses de éstas. De esta forma, hizo posible que la comercialización de las vacunas convencionales en cuba corriera paralela y sin interferencias con las vacunas homeopáticas.

El Sistema Nacional de Salud de Cuba apuesta por la inclusión de la Homeopatía como una medicina más y atiende de forma holística a sus ciudadanos. En esta pandemia, Cuba tiene 178 infectados por millón de habitantes y La india, que también incluye a la homeopatía en sus sistema público de salud, 225 por millón. Cifras muy alejadas de nuestros casi 3.000 infectados por millón o los 8.300 de EEUU.

Podría haberme quedado aquí y decir que gracias al mayor uso de la medicina natural los infectados por Covid19 eran menores pero busqué Alemania que también integra la homeopatía y tiene 3.787 casos por millón.
¡Casi!, pero para ser honestos hay que ser transparentes y continuar en la búsqueda de las verdaderas causas.

Mantener el organismo libre de la química farmacéutica siempre va a ayudar a mantener un sistema inmune fuerte pero en el caso de Alemania o Francia, que utilizan remedios homeopáticos esta hipótesis no es suficiente en lo que respecta a los contagios por Covid19. Más adelante muestro los gráficos que ayudan a entender el por qué de esta asimetría.

Vacunas y Sars-Cov2

Hasta ahora, las vacunas se han basado en cultivar virus debilitados o modificados de la enfermedad a tratar en huevos de gallina o en células de mamíferos e inyectarlos posteriormente en los usuarios finales junto a antibióticos y adyuvantes como el alumbre o hidróxido de aluminio.

En la vacuna Covid19 hay una novedad importante. Lo que se pretende inocular es parte del código genético del virus (la proteína “spike”) para que se incluya en nuestro código genético.
Algunos de los efectos secundarios pueden ser bastante graves a nivel neurológico, como mielitis transversa y esclerosis múltiple, patologías irreversibles y, sobre todo, incapacitantes. La característica principal es que son vacunas experimentales sin historial.

Frente a esta falta de historia por la rapidez de su puesta en circulación, los gobiernos han exonerado a los laboratorios de su responsabilidad jurídica por los posibles efectos adversos que pudieran surgir. A mi me da que pensar, la verdad ¿por qué les exoneran de su responsabilidad si ocurre algún efecto adverso? ¿Está informada la población de lo que verdaderamente puede llegar a ocurrir para poder decidir con libertad?

Existen otros tipos de vacunas, las de china y Reino Unido (que utiliza células fetales de abortos provocados) que son más tradicionales en su elaboración. Pero lo que no existe es un plan de información ni de elección sobre el tipo de vacuna que nos van a inyectar. Según el ministro Illa, no tendremos libertad de elección y se vacunará según la disponibilidad que se vaya teniendo. Más que pensar.

¿Vacunarse o no vacunarse contra la Covid19?

Vamos a lo que vamos. Tanto si has pensado vacunarte como si no, deberías pensar en lo siguiente:

¿En tu caso particular es estrictamente necesaria?
Una vacuna se necesita cuando la enfermedad produce una gran mortalidad o daños graves en el organismo.
• Los menores de 20 años sanan de la Covid-19 en un 99,997% (según CDC de EE.UU.1). Para niños y jóvenes esta vacuna no es necesaria y los riesgos de enfrentarse a los efectos secundarios de una vacuna desconocida son mucho más elevados.

• Hasta el 25 de noviembre de 2020 el 86% de las personas fallecidas por Covid-19 en España son mayores de 70 años, con una o más enfermedades colaterales. Para este colectivo, siempre que la vacuna muestre garantías de seguridad, puede ser una buena opción.

• Para el resto de la población, existe una inmunidad natural con procesos leves o moderados de Covid-19. A medida que pase el tiempo el virus será más conocido y los tratamientos más efectivos que al comienzo de la pandemia. Así que la vacuna tampoco sería necesaria.

En mi caso concreto no me vacunaré de la nueva vacuna génica y si me obligan a vacunarme y me dejan decidir (creo que sería mi derecho mínimo) lo haría con la vacuna tradicional que están desarrollando en China y Reino Unido, no sin antes administrarme mi protocolo homeopático pre y post vacunacional

 

Ondas REM y 5G

Hasta aquí estas recomendaciones para ayudarnos a pensar con mayor libertad sobre la vacuna Covid19 aunque en mi inquietud por saber y dándole vueltas a lo de Cuba y la India y Alemania continué en mi búsqueda de información.

En el gráfico siguiente podéis comprobar, en una simple búsqueda de google y oakla, como Cuba tiene una cifra casi ridícula de infectados por Covid19 si lo comparamos con otros países y lo que aún me llamó más la atención, su tasa de mortalidad aún es menor y los recuperados más del 60%. Fijaros que hay 0 antenas 5G. Puerto Rico, país vecino  de Cuba, quintuplica los números de infectados y tiene 0 recuperados con 201 antenas 5G.

Sars-Cov2 y 5G

Según la OMS los síntomas conocidos de la infección por Covid19 son: Fiebre (87,9%), tos seca (67,7%), fatiga (38,1%), dolor de garganta (13,9%), diarrea (3,7%), náuseas o vómitos (5,0%), congestión conjuntival (0,8%), dolor de cabeza (13,9%), pérdida del gusto o del olfato, erupción en la piel, dificultad para respirar o falta de aire (18,6%), neumonía (73,2%) y pérdida del habla o del movimiento (datos recogidos a 20 de febrero de 2020, según 55924 casos confirmados de laboratorio. Fuente Asha homeopathy.)

Y los síntomas del estrés electromagnético van desde síntomas leves como fatiga y dificultad para concentrarse y fatiga hasta síntomas graves como mala función del sistema inmune, migrañas, depresión, insomnio, mareos, dificultad para respirar y presión sanguínea alta, según Clements y Croome de la Universidad de Reading (Gran Bretaña).

La hipoxemia global producida por las radiaciones electromagnéticas o REM, deriva a una anemia que inutiliza la hemoglobina imposibilitando el transporte de la molécula O2 y libera el átomo de hierro (Fe).

Todos sabemos que así como el conductor de la electricidad es el agua, de las REM también es el metal. El átomo de hierro (Fe) de cada molécula de hemoglobina es sensible a estas radiaciones. También lo son el Calcio (Ca), Aluminio (Al), Cadmio (Cd) y el mercurio (Hg).
Se ha demostrado que las vacunas antigripales de los últimos años contienen Cadmio y mercurio.

Las activaciones de las antenas 5G coinciden con el comienzo de la pandemia del coronavirus. Me pregunto si muchos casos de mortalidad pueden haber sido por “irradiación corporal total” que produce hipoxemia global y síntomas similares a Covid19.

No estoy diciendo que no exista el virus si no que existe una posibilidad real que ha recogido el biólogo catalán Bartomeu Payeras i Cifre en su estudio sobre la correlación de la Covid19 y la 5G.

 

 

Otros científicos, como Martin L. Pall, profesor emérito de Bioquímica de la Universidad del Estado de Washington, argumenta que los canales de calcio pueden amplificar la señal recibida provocada por las REM de la 5G, y que éstas estimulan la pandemia de Covid-19.

El Dr. Yuri Feldman del Departamento de Física Aplicada de la Universidad de Israel menciona al síndrome por radiación crónica cuando la exposición en pequeñas dosis a las REM se prolonga en el tiempo.

El problema no es la ampliación de la frecuencia de la 5G si no la cantidad de antenas que necesita para su funcionamiento que sumado a las ondas microondas, los radares, la wifi, los móviles, etc. Suman muchas cantidades pequeñas de radiación, originando un umbral demasiado alto para el bienestar de nuestro organismo.

En 2019 se diagnosticaron síndromes agudos respiratorios (SARS) o neumonías intersticiales en áreas geográficas (China, San Marino, Francia, etc.) en las que se comenzaba a probar la 5G.

 

Los átomos metálicos ejercen en nuestro organismo importantes labores en el metabolismo celular, como el hierro, el magnesio, el zinc, etc. Muchos son los factores externos que pueden ser perjudiciales para nuestra salud: la alimentación (el pescado con altos índices de mercurio, agua de grifo), el aire que respiramos, los aditivos de las vacunas y las REM.
Volvemos a sumar otras pequeñas cantidades de tóxicos que se continúan acumulándolo en el organismo haciéndolo enfermar.

El aluminio puede favorecer la permeabilidad de sustancias a través de la barrera hematoencefálica y, según Christofer Exley, experto mundial en este tipo de toxicidad, lo ha relacionado con enfermedades autoinmunes y la enfermedad de Alzheimer.

La acumulación de mercurio puede ser tóxico para los sistemas nervioso e inmunitario, el aparato digestivo, la piel, los pulmones, riñones, ojos.

El cadmio puede llegar a producir una patología similar a la de la Covid-19: tos, disnea, cianosis, vómitos, diarrea, náuseas, mialgias, neumonía, pérdida de olfato y gusto e hipercoagulabilidad.

Las REM de muy baja frecuencia y radiofrecuencia potencian los efectos tóxicos del cadmio y del mercurio según Olga García Arribas.
Quiero recordar que los metales pesados se acumulan en el organismo. Hacer una dieta depurativa no elimina estas moléculas. Se necesita hacer una quelación con productos específicos para ello.

Bartomeu Payeras sugiere como hipótesis que las vacunas antigripales suministradas masivamente se relaciona con la Covid19 siendo el Hospital de Barbastro quien aporta pruebas positivas a esta hipótesis explicando que las vacunas que contienen polisorbato 80 correlacionan positivamente con una mayor mortalidad por Covid19.

Creo que este estudio no ha sido completado y no es concluyente pero la relación entre metales pesados, sea cual sea su origen, como carga y las ondas Rem, sean 5G o no, como detonante merece ser objeto de estudio.
Cita Bartomeu que el mecanismo físico entre la carga o explosivo y el detonante sería la vacuna como “carga” que permanece lisogénica o letárgica y el “detonante” que lo activa serían las REM 5G (o según el informe de Barbastro el coronavirus).

Hasta aquí quiero insistir en que no estoy en contra de las vacunas, sí que lo estoy de su abuso y uso indiscriminado. También preferiría un mundo más limpio de las ondas electromagnéticas pero en el desarrollo tecnológico no hay marcha atrás y también no todo es negativo, tiene muchísimas ventajas. Pero hay que ser cautos en las repercusiones que pueden causar ya que hay información manipulada por los intereses económicos de unos pocos.

Sars-Cov2 y Ondas REM, Resonancias y repercusiones

Os voy a hablar ahora de cine…
Existen unos efectos especiales en el cine llamados subsónicos o de baja frecuencia (20Hz). El oído no lo percibe pero las personas que están viendo una película con ese efecto sí que sienten en su cuerpo las sensaciones de miedo o inseguridad que provocan. Un ejemplo de dicha sensación es la famosa pisada del Tiranosaurio de Parque Jurásico.

La musicoterapia también produce sensaciones en el cuerpo. Su rango de frecuencia está entre los 16 Hz hasta los 20.000 Hz. El cuerpo es sensible a la música y puede cambiar el estado de ánimo porque “resuena” a su frecuencia. Los experimentos de Gregg Braden y Vladimir Poponin demostraron que al cambiar el estado anímico por una información exterior (REM u otro agente)la estructura espacial del ADN cambia. El material genético actúa como un emisor-receptor de información.

El universo tiene una vibración natural a 432 Hz y se denomina frecuencia natural. Todos los objetos tienen una frecuencia propia. Nosotros, como seres moleculares orgánicos, también.

El patrón de 440 Hz fue implantado por Goebbels, ministro de propaganda de Hitler, que en este terreno era un experto y es el que actualmente está en vigor; es el patrón de referencia para afinar los instrumentos musicales; en cambio el de 432 Hz está mucho más de acuerdo con la armonía natural y es defendido por Plácido Domingo y el Instituto Schiller. Me resulta curioso que hayamos adoptado una frecuencia utilizada por Hitler. La explicación resulta demasiado sencilla. Existe un punto de acupuntura cerca de la oreja que estimula la agresividad delante de tonos agudos. La música a 440Hz o 450Hz aumentó (y aumenta) la agresividad en soldados en la guerra (Diana Cabrera, 2010).

Según el físico ruso Georges Lakovsky (1870-1942), dice que “la vida es una
cuestión de ondas electromagnéticas y se basa en los principios de resonancia” y que las células vivas son “como pequeños osciladores que emiten y reciben información”.

Estas resonancias como receptores de información las fotografió Masaru Emoto en las moléculas de agua.

El estadounidense Royal Raymond Rife, descubrió una frecuencia que resonaba con sus constituyentes químicos y los transformaba.
La doctora Hulda Clark (1928-2009) afirmaba que todo microorganismo invasor patógeno puede ser destruido exponiéndolo a campos de la misma frecuencia en la que vibra desarrollando su máquina llamada Zapper, que emite frecuencias entre 50 KHz y 900 Khz.

El doctor Franz Morell y el ingeniero alemán Erich Rasche desarrollaron el MORA, es un dispositivo capaz de captar las ondas negativas de los microorganismos patógenos del cuerpo y emitir ondas electromagnéticas de la misma longitud, alineadas espacialmente y emitidas al mismo tiempo pero invertidas.

Cito a todos estos autores porque estamos demasiado acostumbrados a ver nuestro cuerpo físico como una materia densa y nos perdemos en la cantidad de vibraciones, intercambios gaseosos, metabólicos, etc. que ocurren en nuestro interior.

Somos un recipiente lleno de Vida y de oscilaciones internas y externas.
Debemos estar atentos para mantener nuestro equilibrio como un todo. Mis emociones afectan la bioquímica molecular y por tanto mi salud. Las radiaciones desestabilizan mis electrones afectando mi salud. Los metales pesados y los tóxicos contaminan mi espacio intersticial provocando un mal funcionamiento orgánico. Mis pensamientos negativos pueden modificar mis ondas cerebrales y bajar mi respuesta inmune y con ello empeorar mi salud.

Como en Suiza, me gustaría pedir una moratoria a la 5G para estudiar los efectos nocivos. Gracias a la pandemia, el ecosistema se ha regenerado pero también el aislamiento social está provocando problemas mentales e inmunológicos.
Somos un todo en continua comunicación y hoy con urgencia, necesitamos estar sintonizados con una vibración alta y con emociones positivas como la paz interior y el amor. Si debido al estrés y las circunstancias de la pandemia y crisis económica es difícil de lograr o mantener, recomendaría realizar sesiones de organometría (ver apartado terapias físico-químicas) o Zapper y además mantener unos hábitos de detoxificación, quelación y desparasitación. Apagar wifis para eliminar el efecto acumulativo de las REM y pasear en la naturaleza lejos de la influencia de las antenas de telefonía.

 

 

 

 

 

 

 

 

Miguel Angel Romero Fernández. Impacto sobre la salud de las radiaciones electromagnéticas radares y tecnología 5G. UOC Máster universitario en Ingeniería de telecomunicaciones y Tecnologías
Martin l. Pall. Rayonnement 5G et Pandémie Covid-19 : Coïncidence ou relation Causale?
Dr. Jacint Corbella. Esquemes de Toxicología Industrial. Universitat de Barcelona
Olga Garcia Arribas. Departamento de Bioquímica y Biología Molecular de la Universidad
Complutense: Efectos biológicos de campos magnéticos de muy baja frecuencia y radiofrecuencia

 

La distribución asimétrica de casos de COVID-19 y su relación con la tecnología 5G

https://www.bbc.com/mundo/noticias-52472090

https://www.hablandodehomeopatia.com/ayuda-de-la-homeopatia-frente-a-las-secuelas-del-covid-19/

https://www.doctorbhatia.com/treatment/coronavirus-covid-19-symptoms-homeopathic-remedies-for-treatment-and-prophylaxis/

Deja una respuesta

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Cristina Cervantes García.
  • Finalidad  Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  Webempresa Europa S.L..
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.